Harley-Davidson ‘XR 1200 X’, más extrema y europea que nunca

La Motor Company da una nueva vuelta de rosca a su modelo más europeo y ajusta su ‘XR1200’ aún más al gusto del viejo continente.

Esta vez se trata de algo más que un giro oscuro del modelo anterior. Si bien es cierto que el negro manda ahora en la moto, lo importante es la parte técnica.

Menudo cambio. Si la XR1200 ya resultó un modelo de Harley muy especial por homenaje a la mítica XR750 campeona de los circuitos de Dirt Track norteamericanos y por su concepto más deportivo y clara tendencia europea, la evolución de ésta, la XR1200X (13.200 euros) supone ir un poco más allá dentro de este concepto.
Alejada de las ruteras tradicionales de la marca, a primera vista es indudable que la XR 1200 X destaca por el predominio del color negro Black Denim, omnipresente también en la gama Harley-Davidson Dark Custom. Esta variación cromática incluye ambos tubos de escape, las tijas y el motor entero. Este sigue siendo el Evolution de 1.200 cc con 90 cv a 7.000 rpm y 100 Nm de par a 3.700 rpm.

El gran cambio
Pero la verdadera evolución radica en la suspensión. La XR1200X ha ganado muchos enteros respecto a su antecesora la XR1200. En la parte delantera, la horquilla invertida es ahora ajustable y aporta más solidez en el paso por las curvas más intensas, mientras que la trasera de Showa, que es también totalmente ajustable, permite afrontar las imperfecciones del asfalto y los cambios de peso con mucha mayor tranquilidad.


Divertida y fiable

Durante la presentación de este modelo pudimos disfrutar de las primeras unidades por las carreteras de Toledo. Con la velocidad limitada claramente en los 200 Km/h por el corte de inyección en las 7.000 rpm aproximadamente, la XR1200X entrelaza ágilmente las curvas. Esta sensación se debe, entre otras cosas, a sus 100 Nm de par a sólo 3.700 rpm, a las nuevas suspensiones que hacen que se pueda confiar plenamente en el conjunto que forman ambos cambios y, como no, a los neumáticos Dunlop Qualifier que calza en sus llantas y que se agarran al asfalto sin pestañear.

El paso por curva es firme pero también es cierto que su alto centro de gravedad hace que la tensión del piloto se mantenga si el trazado es muy pronunciado. Cuando el asfalto se vuelve un poco tedioso también las nuevas suspensiones ayudan pues se pueden ajustar con un simple ajuste y en algunos casos se hizo realmente necesario.

El conjunto de esta XR1200X sigue siendo fiel a la marca y conjuga bien la tecnología en la parte técnica (motor, suspensiones y frenos) con uns acabados más en una línea algo tosca en homenaje, tal vez, a los modelos de competición del AMA que son bastante sobrios. A esta sensación austera ayuda el sonido ronco del motor que sopla con fuerza a través de los tubos de escape que parecen un poco más graves que en el modelo anterior.

Via:http://www.expansion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: