Harley Davidson FLHTK Electra Glide Ultra Limited

Harley Davidson ya tiene disponible en su red de concesionarios la gama 2010. De entre todos los modelos, el que más cambios incorpora es el que hoy nos ocupa. La Harley Davidson FLHTK Electra Glide Ultra Limited abre el camino a un nuevo propulsor de 103 pulgadas que hará las delicias de los amantes de las motos de Milwaukee más ruteros, y además incorpora algunas mejoras en su diseño y equipamiento que elevan más si cabe sus grandes dotes viajeras.

De este a oeste

Tu sueño podría ser recorrer los EE.UU. de costa a costa a lomos de una Electra… pero es mucho más fácil recorrer esas carreteras de Dios que salpican la geografía nacional. Y estas no se componen precisamente de rectas interminables en las que dejarse llevar apaciblemente por el Control Cruise de nuestra Harley.

Por eso, para nosotros es de agradecer que Harley Davidson reinventase su chasis de acero hace un par de años confiriéndole una rigidez inédita en modelos anteriores, y dando a los europeos la oportunidad de disfrutar de la rutera de Milwuakee en nuestro entorno natural. Y es que la Electra se mueve con pericia en zonas viradas y la estabilidad ofrecida por el conjunto no desentona lo más mínimo con los tiempos que corren. Entiéndase esto dentro del contexto de una moto de 2.535 mm de largo y 407 kg verificados con el depósito lleno, que roza relativamente pronto en la parte inferior de las plataformas que tiene como estribos y cuya filosofía se centra en el confort y el lujo en los detalles.

También gusta el equilibrado reglaje de sus suspensiones, que aunque más pensadas para uso en autopista y aun haciendo algunos topes en fuertes frenadas, mantienen “el barco” a flote y sin peligro de hacer aguas. Y lo mismo podemos decir de su frenada, dotada de un eficaz sistema antibloqueo ABS que actúa si presionas con decisión sobre las levas de los frenos y que confiere una seguridad activa y también psicológica de agradecer.

Haciendo camino

En esta ocasión, para probar la nueva Harley Davidson Electra Glide Ultra Limited a fondo, aprovechamos la presentación nacional de toda la gama, que tuvo lugar en la zona interior de Valencia y Castellón. Una amena ruta de más de 120 km por carreteras de toda índole donde explorar los límites de la Electra. Pero además, queríamos ofreceros más, y por eso nos la trajimos en marcha a Madrid, en un trayecto de más de 400 km de sólo autopista, para comprobar sus virtudes viajeras y para así de paso ofreceros a tiempo los datos obtenidos por nuestro centro técnico (pesos, potencia del nuevo motor, etc).

Lo primero que llama la atención al acercarse a ella y comenzar a indagar en sus entrañas es es la gran capacidad de las maletas, especialmente el baúl trasero de apertura lateral, que incorpora de serie una parrilla portaequipajes, y que además tienen las tres unos mecanismos de cierre muy sencillos, efectivos y seguros. Lo segundo a destacar es la extrema calidad de todos sus componentes. La terminación de las piezas, la pintura bitono, el doble asiento forrado en piel de primera calidad que ofrece un tacto y confort sobresalientes, el cuadro de instrumentos, la radio de alta gama, etc. En definitiva, un cúmulo de detalles que justifican el precio de la joya de Milwaukee. Y finalmente, habría que señalar el buen equipamiento de serie, que incluye unos prácticos puños calefactables.
De viaje, los kilómetros pasan agradablemente, disfrutando del placer de ir sobre la Electra.

La posición de conducción es muy confortable, como su asiento, y utilizando con acierto el Control de Velocidad electrónico (su rango de actuación es de 80 a 150 km/h), tienes una libertad de movimiento de la que careces en otras circunstancias. La radio suena muy bien, aunque a partir de cierta velocidad deja de oírse con claridad. Y el tacto exquisito de todos sus mandos así como las escasísimas vibraciones percibidas en marcha redundan en la agradable sensación de confort.

Apretándole las tuercas al nuevo motor de 103 pulgadas cúbicas el único inconveniente que te encuentras reside en la parte ciclo y viene motivado en parte por la limitada penetración aerodinámica de la americana. Y es que ésta repercute en el comportamiento a alta velocidad produciéndose algunas oscilaciones del tren delantero y balanceos del conjunto, pero sólo por encima de 170 km/h y en los típicos curvones con “bañeras”. En cualquier otra circunstancia quedas a buen resguardo tras la cúpula delantera y tronco y piernas quedan protegidas del viento y otras inclemencias meteorológicas.

En parado y a baja velocidad requiere cierta habilidad y experiencia para maniobrar con soltura, y siempre es bueno anticipar un par de movimientos si no queremos meternos en un callejón sin salida, algo por otra parte lógico y natural en ésta y otras motos de porte similar.

Motor Big Twin

El nuevo motor sustituye al conocido bicilíndrico de 96 pulgadas cubicas y seguro que en el futuro irá implantándose en el resto de modelos de la gama Harley Davidson. Entre sus características técnicas, además de la nueva cilindrada de 1.690 cc (1.570 cc el anterior, de 96), destaca la instalación de un pequeño radiador de aceite supletorio para mejorar la refrigeración. También cuenta con un sistema que mejora la evacuación de calor al reducir el número de explosiones del cilindro trasero si estando al ralentí detecta que se calienta en exceso. Igualmente el sistema también se activa haciendo girar el acelerador a la inversa, lo que reduce el calor que llega hasta el conductor desde abajo. Todo esto en parado, porque en marcha, si el cilindro trasero coge mucha temperatura, la gestión electrónica enriquece la mezcla y retrasa el encendido.

El palpitar al ralentí del gran bicilíndrico en V a 45º no hace sino redundar en su fuerte personalidad, como lo hace un cambio ruidoso y efectivo, o la elevada rumorosidad de sus escapes a partir de cierto rango de revoluciones. El consumo es bastante contenido para todos los kilos que se mueven y la autonomía notable, aunque lógicamente depende de cuánto se vayan apurando sus 82 CV de potencia máxima verificados en nuestro banco. Para rodar en autopista dispone de una práctica sexta velocidad, con un desarrollo realmente largo, que te permite viajar con un bajo rango de revoluciones sin por ello renunciar a una buena respuesta al acelerador.

En conjunto, la nueva Electra Glide Ultra classic, de las que se fabricarán unas 3.000-3.500 unidades, da un paso adelante y pareciendo la misma de antes, es sensiblemente mejor. Una joya de coleccionista para los amantes de la ruta y las grande motos de Milwuakee que podrás adquirir en tres variantes cromáticas diferentes: la azul perla y negro que ilustra esta prueba, rojo escarlata y negro, y negra completamente pero en dos diferentes tonalidades.







La prueba fue realizada por el equipo de http://www.motociclismo.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: